martes, 22 de enero de 2008

¿QUE FUE DE...

PEDRO JOSE

Esta semana iniciamos esta nueva sección en el blog del C.F. Extremadura para recordar a algunos de los grandes jugadores que pasaron por el club en las etapas mas gloriosas.

Comenzamos, como no podía ser menos, con nuestro gran capitán, en las temporadas en las que el Extremadura estuvo en 1ª División.
Pedro José Lorenzo Galán, natural de Torremejía (Badajoz), llegó al C.F. Extremadura en la temporada 85/86 con tan sólo 18 años. Procedía del modesto club Pizarro, pero poco a poco, tanto su calidad técnica y humana como su autoridad en el centro del campo, hicieron que se ganara el cariño, respeto y admiración tanto de compañeros como de la afición. De esta forma Pedro José se convirtió en el capitán del equipo siendo el portador del brazalete en las dos temporadas que el C.F. Extremadura estuvo en 1ª División.

En nuestro club permaneció hasta la temporada 04/05, fichando al año siguiente por el Mérida, equipo en el que solo jugo una temporada. En la campaña 05/06 ficha por el Imperio de Mérida, club que milita actualmente en Tercera División, y en la que, a sus 40 años, Pedro José, sigue dando muestras de su clase sobre los terrenos de juego.

Otro dato a tener en cuenta en su currículum, es la participación el pasado mes de diciembre, el el primer partido de la historia que disputa la Selección Extremeña. El combinado extremeño gano por 2 goles a 1 a la selección de Guinea.

En resumen, un hombre de la tierra, que lo dio todo por nuestro club, ganándose el respeto y cariño de todos los aficionados del C.F. Extremadura.

3 comentarios:

MARCOS dijo...

PEDAZO JUGADOR. DE LO MEJORCITO QUE PASO POR EL C.F.

BUENA IDEA LA DE RECORDAR A LAS VIEJAS GLORIAS DEL CLUB.

pabloandres dijo...

yo = lo encontre buena idea
exelente.

Anónimo dijo...

Uno de nuestros referentes en los últimos años... aunque quizá más carisma han tenido, enganchando más con la afción, Félix o Manuel.

Recuerdo que estos dos jugadores, Félix y Manuel, son los únicos a los que nunca se les olvidó agradecer su apoyo a la afición, al terminar cada partido, desde el centro del campo.

Incluso recuerdo que, cuando Félix jugó como capitán, alguna que otra vez hizo salir a los jugadores, que ya estaban en el vestuario, hasta el centro del campo, para aplaudir a la afición.

Grandes tíos estos. Si todos fuesen así...